Si ya decidiste que ya no quieres ser padre una vez más, uno de los métodos anticonceptivos más seguros y eficientes es la vasectomía, que tiene una efectividad del 99 %.

La vasectomía se considera un método anticonceptivo permanente o definitivo, el cual consiste en una pequeña intervención que se realiza sin bisturí, con anestesia local.

Se hace una punción en la piel de la bolsa escrotal por arriba de donde se encuentran los testículos, a través de la cual se localizan, ligan y cortan los conductos deferentes, que es el sitio donde pasan los espermatozoides.

Es decir, la vasectomía sin bisturí sólo impide el paso de espermatozoides, los cuales se siguen produciendo, pero son absorbidos por el organismo.

Beneficios:


Método anticonceptivo permanente

No interfiere con la actividad sexual

No hay riesgos inmediatos o a largo plazo para la salud

Es un procedimiento quirúrgico sencillo que no requiere hospitalización

La recuperación es rápida

Es el método ideal en el hombre, cuando su pareja presenta problemas de salud crónicos.


Artículo creado con información IMSS.gob.mx.